Noticias Kyopol

0

El pasado 28 de julio pre-publicamos en la web de PeP-NET el artículo “The e-(R)evolution will not be funded. An interdisciplinary and critical analysis of the developments and troubles of EU-funded eParticipation”.

En él reflexionamos críticamente sobre las razones de que el campo de la «eParticipación» se haya desarrollado tan poco en los últimos diez años, pese a los ingentes recursos (180 Mio Euros) que se han invertido en proyectos de la UE. Nuestra intención era sacar a la luz esta situación e iniciar así una discusión que permita cambiar en un futuro.Y aunque sea modestamente… creemos que ambos objetivos se consiguieron.

Nobody expects the spanish (r)EvolutionEn la entrada de PeP-NET y en el blog Contrordine Compagni (que se hizo eco de la publicación) se desarrollaron discusiones sobre los contenidos del artículo, y en especial sobre la pertinencia de utilizar el coste medio de intervención para medir el éxito de los proyectos de (e)Participación, así como sobre las estrategias que podrían seguirse en un futuro.Nuestro objetivo último era llamar la atención de la propia Comisión Europea, para que -reflexionando a partir de nuestros análisis- pudiese cambiar la forma en la que están [no-]promoviendo «la innovación» en este campo. Nos consta que el equipo de la «Dirección General para la Sociedad de la Información»lo ha recibido porque nos encargamos personalmente de enviarles una copia del artículo a todos los encargados de áreas relacionadas con la investigación y promoción de la (e)Participación.No hemos recibido respuesta, pero confiamos en que a alguno le «picará el gusanillo» y una vez que empiece a leer no podrá obviar lo que ha aprendido con él. Tal y como les señala el fin del artículo:

«Like it or not, the “Facebook of civic engagement” is about to be created somewhere, probably at a negligible cost and with less official support. For the first time in history, public participation will become a reasonably useful occupation. Or even worse: by means of these platforms, civic engagement could turn into an amusing activity, or even an addictive and fashionable endeavour. The usage of these systems will spread, virally, and its accumulated effect will grow exponentially (Reed, 2000). Taking roots in local politics, it will empower citizens everywhere to increasingly cooperate one with another, and to collaborate with those politicians sensible enough as to care and listen. Insensitive politicians and parties, on their part, will be hold to account for their deeds much more easily, and in many cases they could be curtly ‘replaced’. Internet will thus finally impact political structures, and representative institutions will –after centuries of relative stagnation– evolve.
To “sustain its legitimacy, democracy as we know it will have to change, and to change significantly” (Schmitter et al., 2004). The time has come for European institutions to decide if they want to be architects of the future or defenders of decline; to resolve whether they are willing to play a leading role in the political and democratic developments that our representative institutions demand, or rather prefer to wait until social unrest, once more, makes the transformations towards balance, equality and efficacy unavoidable.
But the democratic e-(R)evolution won’t be EU-funded, will it?»

Algo que debería darles y darnos a todos mucho que pensar son algunas de las reacciones personales que recibí, provenientes de investigadores y participantes en los proyectos financiados por la UE:

«Al fin alguien pone por escrito algo que todos estamos diciendo desde hace años»

Paper's SummaryUna de las razones que nos llevaron a escribir el artículo fue nuestra impresión, sorpresa (y hasta un poco de indignación) de que un problema tan… ¡¡enorme!! (son más de 180 millones de inversión en este campo en los últimos 10 años), no fuese mencionando (ni, potencialmente, percibido) por nadie. Que todo fuesen palmaditas en la espalda diciéndose: ¡jo, qué buenos somos y qué bien gastamos!

Pues bien, parece que -aunque no fuese por escrito y en un blog tan visible como PeP-NET- sí que había quienes informaban a la CE del sinsentido de sus estrategias.

Confiemos en que todo esto lleve a que, como se propone en el propio artículo, la evaluación pase a ser un componente esencial de los programas europeos, y así dejen de malgastarse fondos que podrían hacer mucho, mucho bien si se invirtieran inteligentemente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies